Hoy le toca el turno a una de las grandes apuestas del fabricante español BQ. El BQ Aquaris M5 se ha lanzado directamente a conquistar la gama media y en estos momentos todavía continúa siendo una de las mejores opciones dentro de esta gama. Si queréis saber más, ¡vamos con el análisis!

Vídeo análisis y unboxing

Especificaciones

  • Pantalla: IPS de 5 pulgadas Full HD (1920 x 1080) con tecnología Quantum Color +
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 615
  • GPU: Qualcomm Adreno 405
  • Memoria RAM: 2/3 GB según versión
  • Almacenamiento interno: 16/32 GB según versión
  • Cámara principal: Sensor Sony IMX214 con apertura ƒ/2,0 de 13 megapíxeles con flash dual
  • Cámara frontal: Sensor de 5 magapíxeles con apertura ƒ/2,0 con flash
  • Batería: 3120 mAh no extraíble
  • Conectividad: Dual SIM 4G, NFC, Bluetooth 4.0, Wi‑Fi 802.11 b/g/n, micro-USB OTG
  • Sistema operativo: Android 5.1.1 Lollipop

Antes de nada, es importante señalar que el BQ Aquaris M5 cuenta con diferentes configuraciones de memoria RAM y almacenamiento interno. En esta ocasión, el terminal analizado es la versión de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno, pero también están disponibles las combinaciones de 2 GB / 16 GB y de 3 GB / 16 GB.

Si evaluamos las especificaciones de forma global es fácil darse cuenta de que estamos ante un smartphone realmente equilibrado, donde la pantalla destaca un poco por encima del resto. El Snapdragon 615 y la GPU Adreno 405 son un seguro de buen rendimiento para casi cualquier usuario, sobre todo si los juntamos con una versión con 3 GB de RAM. La cámara principal trae un sensor Sony IMX214 de 13 megapíxeles y flash dual, siendo una de las referencias de la gama alta hace poco tiempo. La cámara delantera cuenta con un sensor de 5 megapíxeles y un flash, siendo esto último una de las características que más lo diferencian de la competencia.

Dentro de la conectividad destaca la opción de utilizar dos SIM 4G y el NFC, el cual cada vez resulta de mayor utilidad gracias al pago móvil. La batería cuenta con una capacidad de 3120 mAh y no es extraíble, mientras que el sistema operativo es Android 5.1.1 Lollipop solo con algunas ligeras modificaciones.

Diseño

El diseño general continua la línea marcada anteriormente por BQ. Un cuerpo unibody construido en policarbonato y en dos colores todo blanco o todo negro, que le dan un toque elegante. El escalón pasa ahora a la parte trasera, lo que ayuda en la facilidad para agarrar el terminal al poder «sentir» el borde. La combinación de todos estos factores dan como resultado un terminal bastante robusto y bonito, pero quizás podría haber arriesgado un poco más en cuanto al diseño.

En el lateral izquierdo están situadas las dos bandejas SIM, que deberán ser extraídas con el pequeño dispositivo incluido en la caja. En la parte superior encontramos el conexión jack de audio y un micrófono. El mayor cambio viene en el lateral derecho donde han sido invertidos los botones de subir/bajar volumen y el de encendido, estando ahora este último por debajo y haciéndolo mucho más accesible. En este lateral también encontramos la ranura microSD, uno de los grandes añadidos. En la parte inferior están el altavoz, la conexión USB y el otro micrófono. En esta ocasión la posición del doble flash y la cámara se ha desplazado hasta la esquina superior izquierda de la parte trasera, dejando la zona central de la parte posterior para el logo de BQ en color plateado. Por último, en la parte frontal encontramos el LED de notificaciones, la cámara frontal junto a su flash, sensor de luz y el altavoz para llamadas. Además, en la parte inferior encontramos los tres botones habituales de Android.

Pantalla

A la hora de escoger cualquier dispositivo siempre es de gran importancia la elección de la pantalla, pues a través de ella vamos a recibir gran parte de la información y concretamente en el caso de un smartphone es fundamental. El BQ Aquaris M5 monta una pantalla que incluso podríamos situar algo por encima de lo esperado en un gama media. Eso si, tampoco podemos esperar la pantalla un terminal de la gama más alta.

La elección de una pantalla de 5 pulgadas permite que todavía pueda ser manejada con una mano, algo que se cada vez es menos habitual dentro de la gama media al estar llena de pantallas de 5,5 pulgadas. La densidad de píxeles se va hasta los 440 ppi gracias a la resolución Full HD de 1920 x 1080, por lo que la experiencia en este aspecto es realmente buena. Además, la pantalla cuenta con la tecnología Quantum Color +, que proporciona una gran variedad y calidad de colores, y con protección Dragontrail.

pantalla quantum color bq aquaris m5

El sensor maXTouch de Atmel permite que podamos utilizar la pantalla con las manos mojadas o con guantes y en las diferentes pruebas realizadas durante el análisis los resultados han sido más que positivos. Esto viene acompañado por la detección de 10 puntos de forma simultánea. Quizás el único aspecto en el que se podría pedir alguna mejora es en la visibilidad en exteriores, uno de los talones de Aquiles de gran cantidad de dispositivos. De todos modos, esto es sólo por hilar fino, porque para tratarse de un gama media se ve muy bien con el brillo al máximo incluso directamente bajo el sol.

Software y rendimiento

Si algo funciona bien , no lo toques. Quizás esto es lo que han pensado en BQ a la hora de decidir el software del BQ Aquaris M5 y dejar Android 5.1.1 Lollipop casi puro. Y es que los pequeños añadidos que se han introducido solo suman y para nada molestan o ralentizan la experiencia. Dentro de estos añadidos encontramos algunas funciones realmente útiles como la posibilidad de apagar o encender la pantalla con un doble toque sobre esta, lo que facilita el bloqueo y desbloqueo cuando tenemos el smartphone sobre una mesa.

bq aquaris m5 android

Otra posibilidad habilitada por BQ es la de poder programar el apagado y encendido, por lo que podremos ahorrar batería especialmente por la noche. Por otro lado, el LED de notificaciones es configurable en color e intensidad para cada aplicación de forma individual y sencilla. En relación a las molestas aplicaciones preinstaladas, en esta ocasión solo nos encontramos dos propias de BQ (bq plus y Dolby Audio) y el paquete de aplicaciones de Google. En caso de que utilicemos varias de las aplicaciones de Google, casi no notaremos ninguna diferencia con la versión de Android pura.

A la hora de hablar de potencia bruta es habitual tomar como referencia el benchmark AnTuTu. La versión de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno nos da un resultado alrededor de los 34.000 puntos, aunque a la hora de la verdad esto no dejan de ser algo más que números. La experiencia de uso que proporciona el Snapdragon 615 es más que suficiente para un uso normal, mientras que la GPU cumple con los juegos con gráficos en 3D más exigentes. Por lo demás, la utilización de los menús es completamente fluida y las aplicaciones se abren rápidamente.

bq aquaris m5 antutu 3 gb

Viendo la dirección que están tomando los nuevos lanzamientos en relación a la RAM, se torna mucho más interesante la versión de 3 GB. Esta versión es una apuesta de futuro, pues su combinación junto a Android casi puro prometen que el terminal puede envejecer perfectamente y no ver penalizado su rendimiento.

Multimedia

El sensor que incorpora este BQ Aquaris M5 para su cámara trasera es un viejo conocido y una opción muy interesante para incorporar en un gama media. El IMX214 permite capturar imágenes con una calidad más que aceptable en condiciones de buena luz, pero también es cierto que sigue contando con algunos problemas.

La principal diferencia continua siendo entre las situaciones diurnas y nocturnas, donde casi todas las cámaras sufren en condiciones de poca luz. En esta ocasión es bastante habitual obtener gran cantidad de ruido de noche en la imagen si no se toman las debidas precauciones. Por desgracia, si queremos sacar las fotos siempre en automático estamos perdiendo una posible mejora en la calidad de nuestras fotos, incluso en situaciones donde la luz no parece un problema.

El software desarrollado por BQ para la cámara permite una gran cantidad de ajustes manuales y así es posible mejorar la calidad con respecto al modo automático. Está claro que no va a solucionar todos y cada uno de los problemas del sensor, pero algunos detalles como la sobreexposición que sufrían algunas fotos son cosa del pasado si utilizamos los ajustes manuales. El software es bastante sencillo e intuitivo, y entre otras cosas nos da la opción de realizar fotos panorámicas, grabar en slow motion o pasar a modo manual algunas opciones, como por ejemplo, el enfoque, el ISO, el balance de blancos o el tiempo de exposición.

bq aquaris m5 software camara

La cámara frontal incorpora una de las novedades más diferenciadoras de este BQ Aquaris M5, un flash LED. Este añadido es suficiente para poder obtener fotos cercanas en condiciones de poca luz, por lo que los selfies nocturnos adquieren ahora muchas más posibilidades.

Por otro lado, el apartado de sonido cumple sin más como en la gran mayoría de los smartphones. El volumen y calidad del altavoz son suficientes para un uso normal y además resulta configurable gracias a la aplicación propia Dolby Audio. Esta misma aplicación se presenta más útil cuando estamos utilizando auriculares, permitiendo al menos adaptar el sonido al tipo de música que estamos escuchando.

Batería

Una batería de 3120 mAh y un terminal de estas características parecen una buena combinación a priori y en la práctica han demostrado serlo. Con uso normal son perfectamente alcanzables las 6 horas de pantalla y un día y medio de uso, por lo que si usamos el móvil para aplicaciones de mensajería y alguna tarea sencilla más es perfectamente posible estirar la batería a los dos días de uso. Para los usuarios más exigentes cumple con garantías el día de uso y probablemente llegarán a la noche con un porcentaje aceptable de batería. El punto que puede resultar algo negativo es que la batería no es extraíble y no puede ser reemplazada con el paso del tiempo, algo que es cada vez más habitual y que permite ganar algunos mAh adicionales.

Conclusiones

El BQ Aquaris M5 puede ser perfectamente definido por la palabra equilibrio. Un equilibrio casi perfecto entre hardware y software que sólo se ve roto de forma positiva por la pantalla, que cuenta con una calidad destacable para la gama media. Un diseño unibody sencillo, pero que cumple a la perfección, es el envoltorio de un Snapdragon 615 y diferentes opciones para configurar la memoria.

Con un precio de salida de 259,90 € para la versión de 2 GB de RAM y de 16 GB de almacenamiento interno, uno de 279,90 € para la versión de 3 GB /16 GB y un precio de 299,90 € para la versión de 3 GB / 32 GB dotan a este terminal de cierta flexibilidad a la hora de escoger el más adecuado, aunque las versiones de 3 GB son las más aconsejadas para alargar la vida útil.

 

 

2 Comentarios

  1. Una pesadilla! Una estafa! Tengo un BQ Aquaris M5 16Gb/3Gb desde hace unos 4 meses y ha sido un infierno. He tenido innumerables problemas. Decenas de email con soporte. Me lo han cambiado 3 veces. Se reinicia solo cuando quiere. Algunas aplicaciones, como el Waze, funcionan mal en este movil. Algunas veces se reinicia y se tira como media hora reinstalando el sistema, tiempo en el que el telefono no se puede utilizar. En uno de los modelos que me dieron, tenia una banda horizontal que atravesaba la pantalla. Lo lleve al soporte express, y me formatearon todo el telefono, perdiendo mis datos. He intentado que me devuelvan el dinero, no quiero este telefono, que me ha costado 250 euros y dicen que pasados los 15 dias de la compra ya no lo devuelven. En 15 dias no se ve nada. En cuanto intercambies un par de emails con soporte BQ ya se han pasado, porque suelen tardar 1 o 2 dias en responder, a pesar de que estan aqui al lado. Ahora tengo un telefono que funciona mal, que no me quieren devolver y he tirado el dinero. FATAL BQ, a mi me han estafado 250 euros por un movil que funciona mal, a pesar de que me lo han cambiado 2 veces por otro.

    • Siento mucho lo que te ha pasado Raúl. La verdad que nosotros solemos probar los teléfonos durante 15 días a 1 mes, por lo que como tú bien dices a veces es difícil detectar fallos. Y cuando lo hacemos siempre se publica en el análisis.

      Además, y como opinión personal, es una pena el camino que está tomando bq en algunas de sus políticas. Espero que finalmente consigas solucionar los problemas tras luchar con el servicio técnico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here